Este blog patrullerasargentinas.blogspot.com pretende compilar, en un solo lugar, toda la información que se refiera a la actividad presente, pasada y futura de las lanchas patrulleras, guardacostas y unidades menores de la Armada República Argentina (ARA) y de la Prefectura Naval Argentina (PNA)

domingo, 28 de junio de 2015

NOVEDADES PNA
Se aguarda con expectativa la llegada del primer Airbus EC-225 “Super Puma” para el SEAV de Prefectura


Por Mariano Agostini, editor del blog


Fuentes cercanas al SEAV indican que el próximo mes de agosto arribará al país el primer helicóptero Airbus EC-225 “Super Puma”. Las tripulaciones asignadas se encuentran en Francia en plena fase de adiestramiento y conocimiento de estos nuevos medios de pronta incorporación (serán dos con opción a un tercero).En foros especializados comenzaron a filtrarse las primeras imágenes de uno de los dos (2) “Super Puma” con esquema de color, sigla y numeral de la PNA: el Papa-Alfa 14, que comparto a continuación.

 >> El flamante PA-14 saliendo de un hangar en Francia
(Fuente: Zona Militar / subida por Walter Mingelgrun)

 >> Hermosa toma del PA-14 en pleno vuelo durante las pruebas
(Fuente: interdefensa.argentinofoto.net / subida por adm."flaps")


Entrada relacionada:



sábado, 23 de mayo de 2015



INFORME ESPECIAL
Extracción de buques. Aporte de la Prefectura Naval Argentina (PNA) para la recuperación de la cuenca Matanza – Riachuelo

Por Mariano Agostini, editor del blog

Una parte fundamental del Plan de Saneamiento –aún en proceso de ejecución- tendiente a la recuperación de la Cuenca Matanza-Riachuelo estuvo relacionada con la remoción total de obstáculos (buques hundidos, restos de muelles, vehículos o secciones de ellos, desechos sólidos) que obstruían el normal escurrimiento de las aguas del Riachuelo hacia su desembocadura en el Río de la Plata. Es por ello que la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), organismo público (interjurisdiccional, autónomo y autártico) que se desempeña como la máxima autoridad en materia ambiental en la región, coordinó desde el año 2007 las operaciones destinadas a la extracción total de los buques y artefactos hundidos y/o abandonados en la zona comprendida entre el Puente Pueyrredón y el Puente Avellaneda que cruzan la traza del Riachuelo.

>> La grúa flotante "Magnus VI" operando bajo la supervisión de un guardacostas Z-28 de la Prefectura Naval Argentina (Fuente: PNA)

En la denominada Etapa I, que se inició en 2007 y concluyó en 2012 se extrajeron de ese sector del Riachuelo un total de cincuenta y siete (57) embarcaciones / artefactos navales. De ellas, treinta y una (31) fueron retiradas del agua y puestas en seco por la Prefectura Naval Argentina (PNA), mientras que las restantes veintiséis (26) fueron retiradas por sus propietarios al ser éstos intimados por la ACUMAR.

El aporte fundamental de la PNA

La función principal que le cupo en el Plan de Saneamiento a la Prefectura Naval Argentina (PNA) fue la de fiscalizar y/o ejecutar el reflotamiento y la remoción de los buques, artefactos navales o restos náufragos hundidos o encallados en aguas de jurisdicción nacional, pasados a favor del Estado Nacional; o que no siéndolo constituían un obstáculo o peligro para la navegación.  

 >> Dos embarcaciones de Prefectura guían a la grúa "Magnus VI" mientras traslada un pequeño remolcador removido del Riachuelo (Fuente: ACUMAR)

 >> Otra imagen de la misma maniobra con el PNA SB-8 "Canal E. Mitre" como protagonista (Fuente: ACUMAR)

>> Desde el GC-48 "Estrellamar" se supervisa la extracción de una embarcación
(Fuente: PNA)

El Servicio de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental (SERSIPA) de la PNA, fue el que llevó el peso de las tareas, afectando a tal efecto a buzos especializados en Salvamento y Buceo; equipamientos específicos de buceo y salvamento (compresores, generadores, equipos de corte subacuatico, equipos de buceo con provisión desde la superficie, electrobombas, motobombas, etc.) y distintas embarcaciones que sirvieron como plataformas de apoyo éste tipo de operaciones.

Las treinta y una (31) embarcaciones extraídas por la PNA sumaron un total de 11.456 toneladas de chatarra, que una vez puestas en venta  generaron un ingreso de dinero que ascendió a $ 1.284.013,-; monto que fue donado a las fundaciones del Hospital de Pediatría Juan Garraham de la Ciudad de Buenos Aires y del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata para ser destinado a la mejora de sus instalaciones.

>> Infografía ACUMAR

Si bien para muchas de las operaciones de extracción la ACUMAR contrató el servicio de la grúa flotante “Magnus VI”, fue vital e imprescindible para su ejecución la participación del SERSIPA de la PNA en las tareas de preparación previas que consistieron en:

a) Inspección subacuática a cargo de buzos del SERSIPA. La misma fue realizada "al tacto" dada la nula visibilidad bajo el agua. El objeto: detectar rumbos e ingresos de agua en el casco de las embarcaciones inspeccionadas.
b) Extracción de sedimentos (barro, lodo) compartimientos internos de los buques, y remoción del acumulado en su exterior (en derredor del mismo)
c) Obturación de las averías para alivianar el peso de las embarcaciones al momento de su extracción.
d) Realización de túneles por debajo de los cascos para posibilitar el pasaje de eslingas o cadenas para permitir el izado con la grúa de salvamento. 
e) Extracción de toda el agua (achique) de los compartimientos internos de los buques por medio de electrobombas sumergibles.
f) Tendido, en forma preventiva, de barreras de contención con el objeto de evitar, en el momento de la extracción, posibles derrames de líquidos contaminantes que pudieran hallarse en sus compartimientos internos.
g) Reflotamiento.
h) Corte en secciones para facilitar el proceso de extracción y puesta a seco (sólo en casos de deficiencia estructural, daños importantes en estructura o porte)

 >> Reflotamiento de uno de las embarcaciones hundidas en el Riachuelo
(Fuente: ACUMAR)

>> La misma embarcación de la imagen anterior ya a flote
(Fuente: ACUMAR)

 >> Extracción de agua de los compartimientos internos de otro buque reflotado
(Fuente: infobae.com)

Los buques y artefactos navales extraídos del agua fueron depositados en sectores previamente definidos, sobre la ribera lado provincia (de Buenos Aires), en la margen derecha del Riachuelo, para facilitar las posteriores tareas de corte y desguace con el fin de obtener la chatarra para venta.


En el marco del Convenio de Cooperación entre el Ministerio del Interior de la Nación (*), Ministerio de Producción de la Provincia de Buenos Aires, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y la Prefectura Naval Argentina, entre los meses de mayo y diciembre de 2007, se realizó la extracción y puesta a seco para disposición final de los diecisiete (17) buques y artefactos navales, hundidos en el Riachuelo, que se detallan a continuación:

Estas extracciones sumaron un total de 2.795 toneladas de chatarra.


 >> Reflotamiento de la chata "Capitán Cuatreros"
(Fuente: PNA)

 >> Reflote de la chata "Mooremack 10"
(Fuente: lanacion.com)
 
(*) La Prefectura Naval Argentina dependió de éste ministerio hasta diciembre de 2010, cuando pasó a la órbita del flamante Ministerio de Seguridad.

En el marco del Convenio de Cooperación suscripto entre la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos y la Prefectura Naval Argentina (PNA), entre los años 2009 y 2010, se realizó la extracción y puesta a seco para disposición final de los catorce (14) buques, hundidos en el Riachuelo, detallados al pie:


Estas extracciones sumaron un total de 8.661 toneladas de chatarra.

 
>> Extracción por secciones del B/M "Santa Elena"
(Fuente: PNA)

La grúa flotante Magnus VI

Pese a que la PNA posee entre su material flotante una grúa de salvamento, la GS-451, para los trabajos de reflotamiento, extracción, remoción, redimensionamiento y puesta a seco de los buques –previamente identificados y puestos a punto para su proceso de reflotamiento por Prefectura y ACUMAR- se contrataron los servicios de la empresa Servimagnus S.A., propietaria de la grúa flotante Magnus VI. Hay que tener en cuenta que ésta última casi duplica la capacidad de izado de la grúa prefecturiana, y que debió quedar afectada en forma casi exclusiva a la realización de estas tareas.

>> La Magnus VI en acción, extrayendo una de las embarcaciones
(Fuente: ACUMAR)

>> El casco de un buque reflotado es izado por la Magnus VI
(Fuente: ACUMAR)

Características Generales
Tipo: Grúa flotante de salvamento de gran porte
Origen: Alemania
Año de construcción: 1968
Astillero: Kieler Howaldswerke, Kiel.
Operador actual: Servimagnus S.A.
Operadores anteriores: Ulrich Harms (Ale.), Gruamar S.A. (Arg.), Homero Fonda S.A. (Arg.)
Señal distintiva: LW 3221
IMO: 8762604
Tonelaje Bruto: 648 tn
Tonelaje Neto: 616tn
Eslora: 45m
Manga: 20m
Puntal: 3,6m
Capacidad de izado: 400 tn en dos ganchos sobre pluma a 30m sobre cubierta, 200 tn en dos ganchos sobre plumín a 42m sobre cubierta, 5 tn en c/u de los dos ganchos auxiliares. Distancia desde proa 400 tn a 11 metros, 200 tn a 26 metros.

>> Muestra del porte y de la capacidad de izado de la "Magnus VI"
(Fuente: ACUMAR)


Contextualizando. Lo que se hizo. Lo que falta

Además de las cincuenta y siete (57) embarcaciones removidas, la ACUMAR extrajo del lecho del Riachuelo ciento diez (110) automóviles y restos de muelles antiguos que se encontraban inactivos. Estas tareas han conformado un hito muy importante dentro de los planes de saneamiento de la cuenca fluvial. Culminada la Etapa I, comenzó a trabajarse en la Etapa II del Plan de Saneamiento. La misma incluye la remoción y relocalización de veinticinco (25) buques activos con atraque en las Dársenas del Sur y del Este, diez (10) de los cuales ya han sido retirados de la zona.

 >> Los buques en la margen del Riachuelo listos para su desguace
(Fuente: ACUMAR)

>> Extracción de un vehículo del lecho del Riachuelo (Fuente: ACUMAR)

 >> El 12 de abril de 2011 se produjo la extracción del último barco, el "DG 28", por cuenta de sus dueños tras la intimación de la ACUMAR
(Fuente: Ministerio de Seguridad)

Son para destacar también los trabajos realizados por la ACUMAR para recuperar y sanear el Camino de Sirga” (**), que incluyó la relocalización de industrias, asentamientos y villas en la ribera; así como también la remoción de escombros, basura y desechos en general. Ésto posibilitó la parquización y reforestación de una zona ribereña que sufrió un notable cambio en su fisonomía. Donde antes se acumulaban montañas de basura, causando un grave impacto ambiental que elevaba el riesgo sanitario de la población que también vivía allí, ahora se observan nuevas plazas dotadas de alumbrado público y circuitos de circulación pavimentados.



>> Sector de una de las márgenes del Riachuelo que fue parquizado tras la recolización de un asentamiento precario (Fuente: Subsecretaría de Higiene Urbana)

También son importantes las tareas de limpieza diaria que se realizan en las márgenes y en el espejo de agua. El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una de las tres patas de la ACUMAR,  por ejemplo dispone de dos (2) embarcaciones especialmente destinadas a tal fin: la lancha de apoyo "Eco Río" (01485 M) y el pontón "The Keepership II" (02685. Este servicio se presta de lunes a viernes a lo largo de 12 kilómetros de extensión de un espacio ribereño que va desde la Vuelta de Rocha (Barrio de La Boca) al Puente de la Noria (Barrio Villa Riachuelo).

>> Embarcaciones de la Dirección General de Limpieza dependiente del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la CABA 
(Fuente: Subsecretaría de Higiene Urbana)

Pero aún queda mucho por hacer para lograr el ansiado saneamiento (total y sustentable) de la Cuenca Riachuelo-Matanza. Las señales positivas que se mencionaron anteriormente contrastan con un tema de fondo aún pendiente de resolución: el vertido de desechos cloacales e industriales que contaminan las aguas continúa pese a los controles que debería hacer la ACUMAR y los trabajos que tendría que encarar AySA. Un tema central y estructural que si no encuentra solución tornará vanos todos los otros esfuerzos complementarios realizados. Si bien muchas de las industrias declaradas como "Agentes Contaminentes" adhirieron a los Programas de Reconversión Industrial, un porcentaje minoritario concluyó su proceso de reconversión a la fecha. 

Aunque visualmente el agua parece haber mejorado de aspecto y el olor ya no es tan invasivo como el de años atrás, no se han observado mejoras sustanciales en la calidad de la misma, según surge de los últimos análisis realizados por la ACUMAR.





                  >> Vista aérea del primer tramo del Riachuelo (Fuente: ACUMAR)
 
Un tema que ha levantado polémica es el dragado de la zona de Cuatro Bocas, en la desembocadura del Riachuelo, necesario para la operatoria de los buques de gran porte que arriban al Puerto de Dock Sud. Los sedimentos extraídos por las dragas son volcados al Río de la Plata (a unos 25/35 kilómetros río adentro) sin tratamiento alguno y esto encendió la luz de alarma, ya que estudios realizados por la Facultad de Agronomía de la UBA indicaron la presencia en los barros removidos de alta concentraciones de metales pesados como cromo, cadmio, arsénico y plomo.

Otro punto controversial es el de la navegación comercial, prohibida por el Juez Federal Luis Armella en marzo de 2011 (y ratificada por la Corte Suprema) al declarar como "zona crítica de protección especial" la cuenca del Riachuelo. Hay voces a favor y en contra del levantamiento de la prohibición. Los que propugnan la vuelta de la navegación esgrimen como argumentos a favor la reactivación comercial, productiva y turística que ésta traería aparejada. Los que están en la "vereda de enfrente" alegan que la apertura de la navegación comercial removerá nuevamente los barros del fondo aflorando los contaminantes a la superficie, viéndolo como no viable sin un dragado previo (aquí surge otra vez el tema de donde verter los barros), y señalan que detrás de "la movida" pro-navegación se encuentran empresas areneras.

 >> La ya tradicional (nueve ediciones) Remada Anual por la concientización y recuperación del Riachuelo (Fuente: Fundación x La Boca)

Es de esperar que algún día el Riachuelo saneado sea una realidad y no una suerte de promesa irrealizable. Justo es reconocer que se han hecho avances en este sentido, pero es cierto también que es mucho lo que queda por hacer.   

(**) Es la franja de al menos 35 metros de ancho que se extiende en ambas márgentes del Riachuelo, y que se mide desde los extremos de cada hombro de los taludes. En 2011 el Juez Federal (Quilmes) Luis Armella intimó a la ACUMAR para que liberara el mencionado espacio como parte del Plan de Saneamiento de la Cuenca Riachuelo-Matanza.

Agradecimiento especial:
Servicio de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental (SERSIPA), PNA por la información suministrada a pedido del editor.

Fuentes:
acumar.gov.ar
minseg.gob.ar
buenosaires.gob.ar
laprensa.com.ar
academia.edu / Oscar Pani
histarmar.com.ar
otras varias